martes, 22 de septiembre de 2009

Ropa Vieja


Aunque la ropa vieja para todos tenga unos ingredientes comunes, creo que según quién la prepare , le da un toque distinto y especial que la hace en sí un plato diferente. Yo he probado muchas y muy buenas, pero que puedo decir... como la de mamá ninguna! Esta es otra de las comidas por las que todos nos volviamos locos cuando ella la preparaba. Hacía unos calderotes enormes y siempre, como no ,quedaban sin una migajita. Siempre recordaré el gesto de llegar a casa, levantar la tapa del caldero y con un tenedor pinchar dos o tres papitas, para decir "pero que rica está, mamá! ". Así que hoy tocó ,de nuevo mi homenaje a mi maestra en la cocina...

Ingredientes : 1/2 pollo ,1/2 paquete de garbanzos, 1 zanahoria grande, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 tomate, 1 rama de apio, 1 mazorca de maíz (piña en mi tierra), papas (como para freir dos sartenes grandes), un trozo de chorizo, 6 huevos, aceite, sal y agua.

Preparación : Ponemos al fuego un caldero grande con agua y añadimos los garbanzos (los tendremos de remojo desde el día anterior) , la zanahoria, la cebolla, los ajos, el maíz, el apio y el tomate. Cuando empieza a hervir, añadimos el pollo (yo le quito la piel ) y un poco de reunida (colorante) y dejamos en el fuego hasta que estén todos los ingredientes del caldo tiernecitos y salando lo necesario. Colamos el caldo y lo reservamos para otra ocasión que lo necesitemos y separamos los garbanzosy el pollo, desmenuzándo éste último. Ponemos una sartén con un poco de aceite en el fuego y vamos dorando por separado el pollo, los garbanzos y el chorizo partido en trocitos y lo vamos poniendo todo en el caldero en el que vamos a hacer la ropa vieja. Pondremos , también, a freir en una sartén las papas partidas en cuadraditos no muy grandes y según se vayan friendo las añadimos al caldero. Una vez que tengamos todos los ingredientes preparados ,batimos en un bol los huevos (salpimentados) y los incorporamos al caldero y con el fuego bajo, vamos dándole vueltas hasta que el huevo cuaje con la precaución de dejarlo justo en el punto que quede bien jugosito, para ello cuando casi esté apagamos el fuego y lo tapamos hasta el momento de servir.

2 comentarios:

lian dijo...

No podia faltar esta receta de ropa vieja como la de mama,¡Que buena es!, yo cuando la hago se me invitan todos, solo con decir mañana voy a hacer ropa vieja, todos se apuntan y el que no puede venir al almuerzo me dice que se la guarde para la cena... y asi ha pasado siempre, cuando la hacia mama y ahora al hacerla nosotras, la historia se repite...

Rosi dijo...

Ella nos enseñó muchisimas cosas buenas,y entre ellas , el placer de cocinar. Eso hace que hoy podemos transmitr a los demás los sabores que tantos y tan buenos recuerdos nos traen...
Un besote hermana,